Foto CIENCIA

Avena, ¿un cereal para consumo diario?

Por Lic. Raquel Zuleima Jiménez     JUL - DIC, 2017

El estilo de vida actual, especialmente los hábitos de alimentación y actividad física, ha propiciado un incremento en la prevalencia de obesidad y dislipidemias.

Las dislipidemias confi eren un riesgo elevado para desarrollar problemas cardiovasculares o inclusive la muerte. Se diagnostican por concentraciones sanguíneas elevadas de colesterol, triglicéridos, colesterol LDL y bajas concentraciones de colesterol HDL. No obstante, es posible tratar las dislipidemias mediante un patrón de alimentación saludable. ¿De qué forma? Mediante el consumo de fi bra, que permite mantener las concentraciones adecuadas de lípidos. Específi camente, la fibra soluble puede regular los niveles sanguíneos de colesterol.

En el artículo de investigación que compartimos a continuación, se obtuvieron resultados asombrosos en los niveles de colesterol de los participantes después de consumir avena a diario.

¿Cuál fue el objetivo de esta investigación?
Determinar el efecto del consumo de avena en el perfil de lípidos de pacientes entre 20 y 60 años con diagnóstico de dislipidemias sin otros factores de riesgo.

¿Quiénes participaron?
30 mujeres y hombres entre 20 y 30 años que acudieron a la Unidad de Medicina Familiar N° 80 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Morelia, Michoacán, México.

¿En qué consistió la investigación?
Los participantes consumieron diariamente 60 gr de avena (aproximadamente 2 tazas), durante 12 semanas. Se les tomaron muestras de sangre para determinar los niveles de colesterol total, triglicéridos, colesterol HDL y colesterol LDL en las semanas cero, cuatro y 12 del estudio.

¿Cuáles fueron los resultados?
Al término del estudio, los niveles de colesterol total y de colesterol LDL disminuyeron significativamente. No se encontraron diferencias en los niveles de triglicéridos y colesterol HDL.

¿Qué significan estos resultados?
El consumo diario de aproximadamente 2 tazas de avena ayuda a disminuir el colesterol total y el colesterol LDL, sin tener que dejar de consumir algún alimento. Sin embargo, adoptando un patrón de alimentación saludable los resultados podrían ser aún mejores.


Ruiz EE, Mejía O, Herrera A, Cortés JC. Consumo de avena (Avena sativa) y prevención primaria de la dislipidemia en adultos sin restricción dietética. Aten Fam 2011;18(2):35-37.

Autor: Lic. Raquel Zuleima Jiménez

instagramSíguenos @MASBIENESTAR16